Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Saltar al contenido
My blog

Enfermedades de la piel

enfermedades de la piel

Aquí puedes encontrar las principales enfermedades de la piel.

Xerosis o piel seca.

La xerosis, o piel seca, es muy común en personas que tienen más de 75 años. Es uno de los principales motivos de picazón, al principio se localiza en el tren inferior aunque puede propagarse por todo el cuerpo. Este picor se magnifica por la noche y tras una ducha con agua caliente. Una baja humedad del aire, cambios de temperatura o que la piel esté en contacto con detergentes a través de la ropa, hace que se incremente la evolución de esta patología. Una reducción en la producción de colágeno reduce la elasticidad y aumenta la sequedad de la piel, todo ello como consecuencia de la edad. La concentración de filagrina también es menor conforme va envejeciendo la piel (1). 

Dermatitis atópica

La dermatitis atópicadestaca por la sequedad de la piel junto con una gran necesidad de rascarse en una determinada área del cuerpo. Estas personas que tienen esta inflamación crónica tienen una reducción en la concentración del ácido graso ceramida y una pérdida de agua transepidermica (TEWL) (2).

La dermatitis atópica tiene un factor genético que la hace más propensa. Aquellas personas que tienen mutaciones en la proteína filagrina poseen un reducido factor de hidratación natural (3). Aunque también se encuentran personas con dermatitis atópica que no tienen mutaciones en la filagrina, sino que la funcionalidad de esta proteína es baja, y que destacan también por un incremento de pérdida de agua transepidermica (tewl) (4)(5).

Ictiosis.

La ictiosises una alteración de la piel de origen genético que destaca por tener la piel seca. Cuando la piel es muy escamosa es posible que seo debido a una disminución de los niveles de colesterol en la capa córnea de la epidermis (6) (7). 

Tratamiento para las enfermedades de la piel.

Hay expertos que recomiendan la aplicación de pomadas en la zona afectada. Para así contribuir a la producción de lípidos necesarios para una óptima salud en la piel, y poder ejercer su función de barrera protectora.

Existen dos perspectivas mediante las cuales se puede restaurar la salud de la piel, a través de la denominada “de dentro hacia afuera”, esto engloba todo aquellos que ingerimos y que transcurrido un tiempo tendrá consecuencias en la salud de la piel. Sin duda a largo plazo es mucho más sostenible para de esta forma la apariencia de la piel no dependa únicamente de las cremas.

Nosotros somos mucho más partidarios de esta última opción, y no el uso de cremas de por vida. Pero está claro que cuando tenemos alguna de estas enfermedades de la piel es importante el uso de cremas para restaurar la epidermis lo antes posible. De esta forma se pueden prevenir enfermedades de la piel, como te enseñamos en otros artículo de este blog.

Cremas o pomadas para mejorar la salud de la piel.

Por otro lado, se encuentra la perspectiva “de fuera hacia dentro”, donde se incluye el uso de pomadas para regenerar la piel, es una forma más directa de conseguir una mejor respuesta de las propiedades mecánicas de la piel. Es aconsejable para conseguir un resultado a corto plazo. Pero a largo plazo puede ser mucho más sostenible cuidar la alimentación para así evitar en la medida posible todos estos problemas en la piel. La finalidad es reajustar la homeostasis de la epidermis.

Los lípidos tienen un papel muy destacado en la piel. Es por esa razón que son un ingrediente importante en la composición de las pomadas para la reparación de la piel. Sin embargo aquellos lípidos que se encuentran en una pomada y que no forman parte de la estructura de la piel puede que no sirvan para recomponerla (8).

Dentro de los lípidos necesarios para que la piel realice sus funciones normales, las ceramidas se encuentran en un 50% y aquellos derivados del colesterol en un 25%. Según esta predicción es posible que aquellas formulaciones que no contienen los lípidos: ceramidas, colesterol y ácidos grasos no se observan una gran diferencia entre aplicarla a la piel o no.

Diferencias entre cremas hidratantes y humectantes. Y su función.

Las humectantes son las responsables de atraer y retener el agua, ya que normalmente son compuestos higroscópicos que se encargan de absorber la humedad. Entre ellos destaca la glicerina o propilenglicol. La aplicación de un humectante tal como el glicerol o urea son propicios para mejorar la elasticidad de la piel y su función protectora, siempre y cuando no haya una disminución de los niveles de lípidos. Además el glicerol es muy importante para ayudar a conservar la capa córneo hidratada, además de una mayor elasticidad de la piel. Por lo que es preferible que los humectantes contengan glicerol (9). 

Para la piel seca se utiliza dexpantenol que aumenta la velocidad de recuperación de la epidermis, además favorece la producción de proteínas. A su vez los hidroxiácidos permiten la descamación y contribuye en la síntesis de lípidos.

Por ello la crema más recomendable sería aquella que contiene lípidos fisiológicos como ceramidas y colesterol, un humectante también de carácter fisiológico como el glicerol, una sustancia capaz de calmar el picor como el glicerol y el dexpantenol que favorece la recuperación epidérmica. 

Las sustancias hidratantes juegan un papel destacado en la restauración de agua en la piel. Se caracterizan por contener mezclas de compuestos activos o aminoácidos. 

Alimentos para la piel

Los alimentos que ingerimos juegan un papel importante en nuestra piel. Por eso es muy importante seleccionar aquellos que nos ...
Leer Más
radiación de sol y envejecimiento de la piel

Envejecimiento de la piel

Existen diversos factores que afectan a este fenómeno. Por lo que si lees esto todavía estas a tiempo de cambiar ...
Leer Más

(1) Archives of Dermatological Research.

(2) Medical Journal Acta Dermato-Venerologica.

 (3) The journal of Allergy and Clinical Immunology.

(4) The Journal of Clinical Investigation.

(5) Journal of Investigative Dermatology.

(6) British Journal of Dermatology.

(7) The Lancet.

(8) Journal of the American Academy of Dermatology.

(9) National Academy of Sciences of the United States of American.