Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Saltar al contenido
My blog

Microbiota Intestinal y Alimentación

microbiota y alimentacion

Unas 60, son las toneladas de comida que una persona promedio consume durante toda su vida (1). Como es de esperar, toda esa cantidad de alimentos y bebidas atraviesan el tracto intestinal. Sin duda toda esa comida es necesaria para un estado de bienestar óptimo, ¿o no? Y si te decimos que la calidad del alimento es mucho más importante de lo que piensas.

Dependiendo de los alimentos que tomas, estos pueden suponer una amenaza para tu microbiota intestinal. Te podemos asegurar que no te conviene alimentarla de forma inadecuada. Ya que repercutirá enormemente en tu calidad de vida. 

A través de la piel, boca o intestino pueden entrar microorganismos al interior de nuestro cuerpo. Por lo que desde el parto el recién nacido deberá luchar contra todo tipo de microbios malos durante toda su vida. Una gran parte entrarán mediante la comida que ingerimos en nuestro día a día. Este es sin duda un factor que influye enormemente en la salud de la microbiota. Por lo que debemos hacer especial hincapié. Por ello aquí te detallamos toda aquella información que debes saber para alimentar de forma correcta a tu microbiota. 

Una mala alimentación equivale a una microbiota intestinal poco saludable.

Sin duda uno de los factores más importantes en las personas mayores es la ingesta de alimentos que juega un papel determinante en la variación de la composición de flora intestinal (2). Las personas ancianas presentan variaciones en sus hábitos alimenticios que puede deberse a la pérdida parcial de los sentidos del gusto y olfato. Todo ello sumado a lo poco que mastican los alimentos. Como consecuencia estas personas tienden a comer alimentos que contienen elevadas cantidades de azúcar y grasas, pero al mismo tiempo disminuyen la ingesta de aquellos comestibles de procedencia vegetal. (3).

En caso de conseguir el efecto contrario debido al consumo elevado de alimentos procesados y azucarados, se producirá una alteración en la composición de la microbiota. Que como consecuencia contribuirá al deterioro del eje intestino-cerebro, y por ende al desarrollo de alguna enfermedad (4).

(1) BMJ Journals

(2) National Academy of Sciences of EEUU.

(3) MDPI Nutrients

(4) Wiley Online Library