Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Saltar al contenido
My blog

Microbiota intestinal y prebióticos

Los prebióticos alimentan a los microorganismos beneficiosos de la microbiota intestinal y hacen que prolifere su crecimiento. Algunos de los microorganismos que se benefician de estas sustancias son las bifidobacterias y lactobacilos (1).

Se considera prebióticos aquellas sustancias en forma de alimento o suplemento que se caracterizan por cumplir estás 3 características (2):

  • Resistente: a la acidez gástrica, actividad de las enzimas y absorción del intestino.
  • Debe poderse fermentar en la microbiota intestinal.
  • Promover la proliferación de bacterias contenidas en el intestino que tienen un gran impacto en nuestra salud.

Es muy importante evitar la degradación o absorción de los prebióticos a lo largo de su andadura por el tracto digestivo. Debe llegar al intestino grueso de forma íntegra para que se pueda producir una fermentación en la microbiota. Algunos ejemplos de prebióticos son: inulina, fructooligosacáridos y galactooligosacáridos (3). La fermentación de estos prebióticos produce la síntesis de ácidos grasos de cadena corta, como el ácido butírico, ácido acético y ácido propiónico.  

Los ácidos grasos de cadena corta son muy clave en nuestra salud. Dado que previenen o incluso pueden ser un tratamiento efectivo para enfermedades intestinales e incluso algunos cánceres, como el de colon (4) (5) (6) (7) (8).

Una disminución en la producción de ácidos grasos de cadena corta puede ocasionar un envejecimiento e inflamación en el intestino de estas personas. Ya que por ejemplo una reducción de la capacidad de síntesis de butirato podría llevar al desarrollo de enfermedades degenerativas (9).

cacao

En la microbiota intestinal de personas mayores la síntesis de ácidos grasos de cadena corta disminuye. Por lo que hay que prestar especial atención a estas personas por su mayor vulnerabilidad en la microbiota intestinal (10).

Aquellos carbohidratos con fibra no digeribles tales como celulosa, pectina, lignina y betaglucano se fermentan a través de los ácidos grasos de cadena corta como el acetato, butirato y propiónico cuando se encuentran en el colon (11). De esta forma se puede contribuir a una mejora sustancial de la microbiota.

Además, los ácidos grasos de cadena corta son muy importantes en la salud intestinal, dado que también poseen una función antiinflamatoria. Su reducción se traduciría en una microbiota más vulnerable, o en la enfermedad inflamatoria del intestino (12). 

Nuestro consumo de fibra procedente de los alimentos se ha reducido y al mismo tiempo se han aumentado otros como los alimentos procesados y altos en grasa. Esto ha sido uno de los encadenantes de por qué cada vez encontramos más personas con enfermedades referentes a la inflamación.

Algunos prebióticos como los fructooligosacáridos y inulina son el alimento para microorganismos tales como bifidobacterias (componente principal de microbiota saludable) y de esta forma contribuir a su proliferación. Al mismo tiempo se impide el crecimiento de bacterias perjudiciales en la microbiota (13) (14).

Una dieta rica en fibra se asocia a una mayor producción de ácidos grasos de cadena corta (15). 

Tanto el ácido butírico (16) (17)  inhiben marcadores de la inFlamación.  Por lo que ambos son elementos importantes en la reducción de la inflamación.

Algunos ejemplos de prebióticos son: puerros, alcachofas, espárragos, ajo, cebolla, trigo, avena, soja, platanos, chocolate negro o cacao, café y té. 

Conviene resaltar algunas advertencias.

Algunos alimentos prebióticos ricos en inulina si los consumimos en grandes cantidades pueden causar una alteración en el tracto gastrointestinal y menor digestión. Por lo que no conviene abusar de alimentos como: espárragos, ajo, cebolla y puerro (18) (19).Mientras que otros que contienen dextrina o polidextrosa son mucho mejores para conseguir una mayor digestión. Se pueden tomar entre 30-45 gramos al día (20 ).

En definitva si queremos asegurarnos un buen aporte de probióticos y prebióticos a nuestra microbiota debemos incorporar alimentos ricos en fibra como la verdura y la fruta, y los alimentos fermentados que hemos mencionado anteriormente.

microbiota intestinal y alzheimer

Microbiota Intestinal y Alzheimer

Cada año la enfermedad Alzheimer está aumentando de manera significativa. Es sin duda una investigación muy importante y que todavía ...
Leer Más

Microbiota intestinal y probióticos

Tanto los probióticos como los prebióticos son un elemento clave para mejorar la salud de la microbiota. Los probióticos sirven ...
Leer Más
microbiota y alimentacion

Microbiota Intestinal y Alimentación

Unas 60, son las toneladas de comida que una persona promedio consume durante toda su vida (1). Como es de ...
Leer Más

(1) Current Opinion in Biotechbology. 

(2) Nutrition Research Reviews

(3) Gastroenterology Journal.

(4) Medical Hypotheses. 

(5) American Diabetes Association.

(6) International Journal of Cancer.

(7) Reviews in Mutation Research.

(8) International Journal of Cancer. 

(9) Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care. 

(10) American Society for Microbiology.   

(11) Gut Journal.

(12) Proceeding of the National Academy of Science of the United States of America. 

(13) Journal of Nutrients. 

(14)  Diabetes & Metabolism Journal.

(15) Journal of Clinical Gastroenterology.

(16) Gut Journal como el ácido propiónico.

(17) Biochimica et Biophysica Acta (BBA).

(18) Scandinavian Journal of Gastroenterology.

(19) Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

(20 ) European Journal of Clinical Nutrition.